Debido a la industrialización que se generó en los años 30 en nuestro país, la población rural se desplazó a las ciudades y el crecimiento demográfico se disparó, es aquí cuando empieza todo un movimiento de la creación de fraccionamientos populares y con esto la necesidad de crear las tan famosas “viviendas populares”.

En México, el problema de este tipo de vivienda es causado por el crecimiento poblacional desmedido, la migración descontrolada, el ineficaz sistema financiero y el deficiente sistema administrativo.

Hoy en día la mayoría de los proyectos de vivienda social siguen careciendo de un diseño integral, pero sobre todo, de una densidad necesaria.

vivienda 2

La vivienda y sus condiciones precarias son en la actualidad uno de los problemas más graves de las ciudades latinoamericanas.

Existe una gran demanda y pocos recursos de la población para satisfacer sus condiciones básicas, esto hace que necesiten ayuda por parte del Gobierno para poder iniciar la construcción o bien la mejora de sus viviendas.

La vivienda social está enfocada a la clase social más baja, quienes  tienen requerimientos muy limitados, de esta forma, se empezó a pensar de manera funcional y esto redujo el concepto de “vivienda social” a “vivienda barata, esto implica una reducción del espacio y de la calidad de los materiales, por lo tanto se baja la calidad de las condiciones de habitabilidad.